Todos, en mayor o menor medida, nos comunicamos. Aunque no siempre bien. ¿Te has preguntado en alguna ocasión si eres un buen comunicador? ¿Si tu mensaje llega correctamente al receptor del mismo? Puede que no…

Sin embargo, tener habilidad para comunicarte con tus semejantes es un requisito casi imprescindible para realizar determinadas tareas y para establecer conexiones significativas que aseguren que tus objetivos se cumplen. 

En todos los sectores se necesitan buenos comunicadores, pero si eres emprendedor, te dedicas a las ventas, regentas un negocio, trabajas en el mundo del marketing o eres formador (tanto online como presencial), tienes que tener en cuenta que tu capacidad para comunicarte bien supone un plus para tus ingresos.

Por eso, en este post, vamos enseñarte algunas claves que te ayudarán a ser un buen comunicador para inspirar más respeto, lograr confianza, resolver problemas y tomar decisiones más acertadas.

  1. Maneja tus emociones. Nunca deben dominarte a la hora de comunicar. Los nervios o la irritación deben dejarse a un lado si vas a comunicarte con un cliente, un alumno o un aforo de 100 personas en una conferencia. Trabaja tu inteligencia emocional.
  2. Escucha. No sólo debes prestar atención a lo que vas a decir, sino a lo que otros dicen.
  3. Prepárate. Puede que seas un buen comunicador, pero hasta el mejor de todos planifica bien su discurso (no lo memoriza) y lleva el material preparado con dedicación y esfuerzo.
  4. Ten una mente abierta. Eliminar prejuicios es también imprescindible para un buen comunicador. La mayoría de las veces, no tenemos los conocimientos suficientes sobre las características y experiencias de una persona para juzgarla.
  5. No te olvides de lo no verbal. Tu lenguaje corporal, tu postura, tus gestos, el contacto visual, e incluso tu ropa, también comunican.
  6. Centra tu atención. Si quieres demostrar ante un auditorio que eres un buen comunicador, tan sólo tienes que prestarles atención. Pensar en el tiempo o en las cosas que tienes que hacer después solo harán que te disperses en la charla.
  7. Ofrece retroalimentación. No se trata sólo de hablar, sino de hacer saber a los demás que los tienes en cuenta y que te interesa su opinión.
  8. Comprende tus miedos. Hasta los más experimentados tiene algo de miedo al hablar en público. No obstante, ese miedo no es negativo si nos ayuda a concentrarnos y aprendemos a vivir con él.
  9. Habla en primera persona. Capta poderosamente la atención del público que transmitas tus propias experiencias, tus emociones, tu entusiasmo. 
  10. Interactúa con la audiencia. Así la “obligas” a estar atenta y la charla o curso se hacen mucho más dinámicos. Sin embargo, procura que no sea demasiado larga para que otros usuarios no se aburran.
  11. No divagues. Cuanto más específico seas, más atención prestará tu audiencia. Si te pierdes en una nube de ruido, ambigüedad, datos inexactos o abrumadores y palabras superfluas, nadie querrá seguir escuchándote.

Con el auge de las conferencias online o webinars, intentar mejorar como comunicador es cada vez más necesario sea cual sea tu sector. En cualquier caso, si quieres convertirte en profesor online y comunicarte bien con tus alumnos, no olvides inscribirte en ClassOnLive y comentarnos tus éxitos en la sección de comentarios.