Hace ya mucho tiempo, en los inicios de este blog, hablamos de la importancia del lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo. Hemos evolucionado mucho desde entonces y hoy queremos ampliar este concepto y enfocarlo a vuestros vídeos y webinars. Dicen que con sólo mirarla, una persona no puede saber lo que piensa otra, pero gracias al lenguaje no verbal puede intuir cómo se siente en un determinado momento. 

¿Quieres saber qué expresa tu postura corporal y cómo modificarla para conseguir que tus alumnos empaticen contigo en tus cursos en vídeo y webinars? ¿Quieres mejorar tus habilidades sociales? ¡Vamos!

Lenguaje corporal: Es una forma de comunicación no verbal que se basa en los gestos, posturas y movimientos del cuerpo y rostro para transmitir información. Suele realizarse de forma inconsciente, por lo que es un buen indicador del estado emocional de la persona.

En el mundo del lenguaje corporal hay que tener claro que 

  1. Expresas lo que sientes y aunque es difícil cambiarlo, puedes adoptar posturas para crear estados positivos. 
  2. Nuestra cara es el espejo del alma porque representa muy bien nuestro estado anímico. 
  3. Imitar otras posturas genera confianza así que si quieres transmitir lo mismo que otra persona, estudia su lenguaje corporal.

En la enseñanza, sea cual sea la modalidad por la que optes, la comunicación no verbal resulta determinante para facilitar el aprendizaje, reducir la distancia entre profesor y alumno, crear un clima de confianza y respeto y facilitar la asimilación de contenidos. Por eso creemos que debes tener claro este concepto cuando te muestras en los vídeos de tu curso online y en tus webinars.

¿Cuáles son los siete canales de la comunicación no verbal?

Si quieres tener una comunicación efectiva debes tener en cuenta los canales en los que trabaja el mundo no verbal. Y aunque alguno de ellos no interviene en el proceso comunicativo de un curso en vídeo o webinar, queremos que los conozcas. Son los siguientes:

  1. Expresiones faciales. 
  2. Gestos. Tienen un elevado componente cultural, pero también genético.
  3. Posturas. Gran indicador de nuestro interés hacia los demás y de nuestro estado emocional.
  4. Apariencia. El aspecto de una persona nos habla de su edad, sexo, origen, cultura, profesión, o condición social y económica, entre otros muchos datos.
  5. Háptica. La háptica define el estudio científico del tacto y su influencia en la forma de relacionarnos.
  6. Proxémica. Nos muestra cercanos o distantes, nos informa del uso del espacio en la interacción. 
  7. Paralenguaje. Volumen, tono, claridad, fluidez y velocidad de nuestra voz.

¿Qué te recomendamos para hacer más atractivos tu curso online en vídeo o tu webinar en cuanto a lenguaje corporal?

  1. Haz una aparición estelar. Como si fuese una actuación. La primera impresión cuenta más de lo que parece.
  2. Cuida tu aspecto. Si apareces desaliñado mostrarás una imagen poco profesional. No obstante, si tu público objetivo son jóvenes de unas determinadas características, puede que tu ropa informal les aporte confianza y cercanía.
  3. Sonríe. La sonrisa facilita la comunicación y contagia positivismo.
  4. Postura erguida y estable. Tanto si permaneces de pie como sentado, tu postura debe erguida pero sin rigidez. Evita posturas de cierre y no utilices carpetas u otros elementos que dificulten la visión de tu cuerpo a tus alumnos.
  5. Mantén contacto visual con tu cámara. Como si mirases a los ojos s tus alumnos. Les haces saber así que estás presente y pendiente de sus necesidades, te haces accesible y cercano. Nunca des la espalda a tus usuarios ni mires hacia abajo, ya que te hace parecer inseguro o débil.
  6. Enseña con gestos. Aportan credibilidad, así que usa tus manos y brazos para reforzar lo que estás hablando. No contraigas los brazos porque normalmente es una postura de cierre o falta de transparencia ni manosees objetos o partes del cuerpo, ya que indican nerviosismo.
  7. El silencio también comunica. Las pausas enfatizan o advierten de que lo que viene después es importante. 
  8. La calma denota control. Si hablas con calma das a entender que dominas el tema que hablas. Utiliza un tono sereno, firme y serio. Aprende a modular tu voz de acuerdo a las circunstancias. 
  9. Grábate. La mejor forma de conocer qué está diciendo tu lenguaje corporal es grabarte para ver errores y aciertos. Además, podrás ver tu evolución a lo largo del tiempo.
  10. Tono y volumen de voz adecuados. Son dos de los elementos más importantes del lenguaje no verbal. Depende de cómo los usemos, transmitiremos una cosa u otra.
  11. Extrema el cuidado de tu imagen en la Red. Hablan por ti y son capaces de influir tanto que puede que un alumno se decida a comprar tu curso o no hacerlo por tus redes sociales, tu blog o web, etc.

Aplica estos elementos con prudencia y sentido común, no se trata de forzar, se trata de adaptarlos a tu idiosincrasia personal. También debes saber que la comunicación no verbal puede verse influida por factores externos (ambientales, por ejemplo), así que es un aspecto que debes tener en cuenta.