Ahora con el coronavirus (Covid19) cada vez más y más instituciones, academias, colegios y centros de formación han decidido dar el paso a dar sus clases online. Muchos no estaban preparados, ha sido algo que se ha impuesto de la noche a la mañana si quieren sobrevivir.

Es por ello que dado a que nos dedicamos a la formación online, hemos decido unir los conocimientos de todo el equipo y ponerlos en este post para ayudar a aliviar esa responsabilidad que muchos aún están en proceso de aprender de manera forzosa.

¿Vas a dar clases online?

Déjate guiar por los profesionales de ClassOnLive y sigue los consejos para conseguir que tus clases presenciales sean un éxito también en el mundo online…

1) Organízate

Lo primero que tienes que hacer es organizarte, planificar y ver cómo vas a transmitir ese contenido a tus alumnos. Esto dependerá mucho de la edad y tipo de clase que impartes presencialmente. ¿Vas a tener reuniones diarias con ellos? ¿Les vas a dar los contenidos para que ellos los hagan de manera independiente? ¿Vas a hacer blended learning?

Son muchas cosas, y lo sabemos, pero nadie más que tú entiende y sabe las necesidades de tus alumnos actuales. Informa primero a tus instructores y fija cómo quieres que transmitan esta información. Recuerda primero y ante todo que la clase presencial es una cosa y la clase online es otra. Una vez interiorices esto, podrás entender cómo gestionar mejor la situación.

Tienes la opción de seleccionar dar clases en directo por un software de videoconferencia y asignas un calendario con día y hora para reuniones semanales así como dar a tus alumnos recursos adicionales como contenidos en vídeos, documentos, links adicionales a páginas web, etc.

Para ello te podemos recomendar una plataforma de cursos online, donde puedas impartir sesiones en directo, además de colgar los contenidos (videos, documentos, etc..), tener un foro de comunicación, mensajería, etc.

En ClassOnLive, plataforma de e-learning o plataforma LMS/Learning Management System (como prefieras llamarla), puedes hacer todo lo anterior y gestionar no solo tus contenidos, también a tus alumnos.

Aquí debería estar todo centrado y agrupado, de manera que tus alumnos lo tengan todo disponible en un mismo lugar, el equivalente en línea a tu campus físico.

2) Escoge la tecnología correcta

A veces estamos bajo la impresión de que en el mundo actual que vivimos, todos tienen acceso a Internet de alta velocidad y dispositivos último modelo. La realidad es que esto no es así.

Además, el nivel de conocimiento de cada persona es diferente, especialmente si queremos dar clases a pequeños donde requerimos que sean sus padres los que les preparen el ambiente. Muchos padres no tienen el conocimiento técnico necesario para ello, por lo que es importante hablar con ellos sobre esto.

Impartir formación online no es magia, hay múltiples factores a tomar en cuenta como puede ser la velocidad de red, la estabilidad (wifi no se recomienda en las clases en directo), mantener actualizado nuestros navegadores, dispositivos, activada su webcam, micrófono, etc; para que todo funcione y fluya bien.

Hay que tomar en cuenta también que dar una clase presencial con 30 alumnos, viendo sus caras y expresiones, nos ayuda a entender si lo que les contamos les interesa, les aburre o se distraen con facilidad. Dar una conferencia online para 30 alumnos donde no les ves sus caras, te puede dar la impresión que hablas solo y podrás empatizar porque hay ciertos deportistas que se niegan a jugar a puerta cerrada. Aquí algunas recomendaciones extra cuando impartes una clase online:

3) Evita vídeos/charlas largas

Tanto si impartes por videoconferencia o si decides grabar un vídeo, intenta que no se alarguen más de 20 minutos, o si no puedes evitarlo, intenta cortar cada 20 minutos. La presentación debe llevar sólo lo más importante de la charla y a lo mejor te conviene poner a los alumnos que averigüen el resto para hacerla más dinámica.

Busca recursos educativos, de modo que no presentes todo tú solo.

Aquí te dejo varias razones por las que debes mantener corta la charla:

4) Revisa el tiempo que requieres del alumno.

Es fácil sobrecargar al alumno con trabajos extra, links adicionales y otros recursos educativos. Es recomendable hacer una estimación de la cantidad de tiempo por semana que un estudiante debe invertir estudiando en tu clase o curso online ya que seguramente están con otras materias y clases online. Por eso es importante la organización y planificación y calcular cuánto tiempo deben invertir en todas las actividades, clases y recursos que les añades.

5) Bajo las circunstancias, hazlo lo mejor que puedas

Bueno, todos intentamos hacer lo mejor que podemos ¿no? A lo mejor en vez de saltar sin mirar, es mejor tomarse algunos días para pensar bien la planificación y organización. Ahora mismo con las prisas del coronavirus, entiendo que queramos hacerlo cuanto antes, pero a veces es mejorar para un momento para determinar cómo lo queremos hacer. A veces será hasta necesario contratar un experto en e-learning o formación online que nos eche una mano con recomendaciones que a la larga nos van a ahorrar dolores de cabeza. Una vez pasada la urgencia, piensa que puede ser interesante empezar impartir online, de manera más calmada y más estructurada, pero que no será ni la primea ni la última vez que seguramente tengas que recurrir a impartir online para sacar adelante tu negocio, por lo que mejor es que aproveches esta oportunidad para dar el salto que seguramente venías retrasando hace ya un tiempo.

6) Más recursos

Esperamos que este post te sirva para empezar en esta nueva aventura, no obstante, te dejamos una serie de links y recursos que pueden ser de ayuda: 

Y ya sabes, si nos necesitas, estamos a tu disposición para ayudarte a impartir formación online. 


¿Me echas una mano compartiendo este post?