Ha llegado el momento. Has decidido que quieres ganar dinero con tus conocimientos y ayudar a otras personas a resolver sus problemas convirtiéndote en profesor. Ya sabes que la forma más rápida y rentable de hacerlo es vía online, por su flexibilidad, su ahorro en costes y recursos, etc, etc (no te vamos a contar las bondades del e-learning a estas alturas).

No obstante no sabes por dónde empezar. ¿Hago un curso por email? ¿Planteo un curso completo con muy diversos formatos y de larga duración? ¿Hago un curso corto, sólo con vídeo y ebooks, por ejemplo?

Seguro que te has planteado alguna de estas cuestiones y muchas más. En realidad, no hay una fórmula mágica que te asegure un éxito arrollador el primer día (depende de muchos factores), pero después de tantos años en ClassOnLive viendo a profesores online lanzar sus primeros cursos algo hemos aprendido sobre las mejores estrategias. Y hoy lo ponemos a tu disposición.

#1 Empieza con cursos cortos

Desarrollar un curso online extenso requiere mucho esfuerzo que no te va a servir de nada si después no se vende. Te frustrarás y no lo volverás a intentar. Intenta empezar con temas muy concretos y de corta duración que resuelvan un problema puntual al usuario.

#2 Aprovecha el directo

La primera vez que alguien se pone delante de una cámara en directo frente su audiencia da miedo. Mucho miedo. Pero con el directo solventas muchos problemas de la formación online tradicional, como la sensación de soledad del alumno, o la poca fiabilidad en el profesor y los contenidos.

Si haces un webinar tus alumnos te conocen, se toman más en serio el curso, pueden hacerte preguntas, comprueban tus conocimientos, etc. Para ti, es mucho más fácil de implementar, tan sólo tienes que ponerte delante de la cámara y contar lo que tienes que contar.

Por supuesto, debes planificar muy bien qué es lo que vas a decir, dejar un tiempo para que tus alumnos den su opinión o realicen sus preguntas. También es importante que pruebes bien antes el sonido y el vídeo y aspectos menos importantes (pero que pueden ser definitorios) como tu postura, tu vestimenta o la habitación donde te encuentras.

Otro dato a tener en cuenta es que este tipo de formato se vende mejor que un infoproducto clásico (un vídeo o un ebook, por ejemplo). La razón es sencilla. Con el webinar transmites un sentido de urgencia (o te apuntas o te lo vas a perder). El usuario entiende que el infoproducto está disponible siempre, puede apuntarse cuando quiera, con lo que puede buscar “un mejor momento” para hacerlo. 


Lectura recomendada:  Cómo crear un webinar desde 0


#3 Precio

Depende en gran medida de lo que vayas a hacer y del mercado en el que te muevas. Si es tu primera vez, recomendamos que al menos la primera sesión (el webinar del que hablábamos en el punto anterior) sea gratuita. Si no eres una persona con notoriedad en la Red, ¿por qué iban a comprar tu curso? Es más fácil empezar a captar alumnos con sesiones gratuitas o a muy bajo precio. Luego ya tendrás tiempo de encarecer tu curso online.

#4 Infoproductos

Ya hemos hablado en otras ocasiones de infoproductos en este blog. Puedes utilizar ebooks para vender tu primer curso online, aunque manejar sólo esta opción no es lo más recomendable. Por la misma razón que antes. Si no te conoce nadie en tu nicho temático, ¿por qué iban a comprarte un curso online?

En tu primera creación de cursos online, puedes ofrecer un ebook con un resumen de los contenidos que has tratado en tu webinar gratuito. Los alumnos suelen acoger esta iniciativa muy bien.


Lectura recomendada: Infoproductos: Qué son y en qué me benefician


Conclusión: No hay fórmulas mágicas y aprender de los errores te hará crear cada vez mejores cursos online, pero si es tu primera experiencia, te recomendamos hacer unas sesiones en directo gratuitas para empezar, donde enseñes lo que sabes y de lo que eres capaz. Luego puedes ofrecer un ebook resumen o con más información (éste último ya podrías cobrarlo). 

Algunas consideraciones…

Intenta simplificar la tarea lo máximo posible. Por supuesto puedes crear tu propia plataforma de venta online, pero es costoso y lleva tiempo. Recuerda que en ClassOnLive te facilitamos en gran medida lo que quieres hacer. Tú sólo te encargas del contenido.

Lo hemos hablado a lo largo de todo el post. Sin marketing, no tendrás alumnos. Prepara bien tu campaña de venta, tu blog, los canales que vas a utilizar (redes sociales, publicidad offline, patrocinios, etc). Es muy importante que tengas en cuenta esta tarea dentro de los plazos que estableces para tu curso online. No escatimes tiempo en ella.


Lecturas recomendadas:


Recuerda también que esto no es inamovible, es decir, te recomendamos empezar por ahí. Pero luego las posibilidades son múltiples. Puedes combinar varios formatos, puedes tener un modelo “Premium” y un curso más asequible para principiantes, etc.

Nuestro mejor consejo es que no te rindas. Puede que el primero no te funcione como esperabas, pero conocerás perfectamente qué has hecho mal y podrás mejorar la próxima ocasión.

Quiero impartir mi primer curso online


Post realizado por ClassOnLive, una plataforma que te permite generar tu propio negocio de formación online bajo tu propia marca e impartir en cualquier formato: webinars, videos, pdf, clases particulares y más.