Si impartes cursos online, te habrás preguntado muchas veces ¿qué debo hacer para crear un buen curso online que se venda bien?

Debes tener siempre en mente que no se trata de tus conocimientos o de tu forma de ser (aunque por supuesto son aspectos que influyen bastante), se trata en todo momento de los alumnos, de cómo les vas a ayudar a resolver sus problemas y conectar con ellos, con sus necesidades y sus expectativas.

Hoy te vamos a ayudar a crear el mejor temario para que tus alumnos encuentren tu curso online productivo, interesante y atractivo. Pero antes hay cosas que debes hacer…

1. Define tu cliente ideal

Debes de tener bien claro quien es tu alumno ideal, ya que cuanto más general sea tu público, es más difícil que este alumno potencial se identifique con tu formación online. A veces caemos en la tentación de pensar que si nos dirigimos a sectores amplios y generales, a más gente le interesará nuestro curso. Pero ojo, no es lo mismo dirigirse a profesionales del marketing online, que son muchos y con muchos puntos a solventar ya que cubren segmentos amplios de mercado, que dirigirse a profesionales del marketing online expertos en marketing gastronómico, por ejemplo, que tienen problemas y frustraciones únicas. Aunque sean menos los profesionales que se dedican al marketing gastronómico que los que se dedican al marketing digital en general, el porcentaje de interés puede ser mayor.

Te invito a reflexionar ya que no es lo mismo generar interés de 2 personas por cada 100 que ven tu curso (0,02%), que generar el interés de 25 personas de 70 que lo ven (35%). Esto además te ayuda a colocar el precio de tu curso, pero eso ya es un tema que veremos en otro momento .

2. Enumera los objetivos

El segundo paso para crear el temario de tu curso online se centra en la empatía. Si, si, la empatía. Para ello ponte en la cabeza de tu alumno y piensa, pero sobretodo apunta, todas las frustraciones y problemas que les vas a ayudar a solventar con tu formación online. Recuerda que nadie compra un curso per se, las personas lo que compran son soluciones a sus problemas.

Este listado de los objetivos tendrá muchas ventajas, siendo la más importante que el alumno potencial se va a identificar con esos problemas y soluciones que le estás brindando, permitiendo saber que lenguaje usar a la hora de describir tu formación.

Algunos ejemplos:

3. Estructura del curso

Como te comentaba, no es cuestión de poner en un curso todos tus conocimientos, si no de dar herramientas y soluciones a los alumnos para que ellos puedan solventar su problema, así que debes estructurar el temario de manera que tenga sentido para el alumno y lo mejor es organizarlo por temas, módulos y contenidos, por lo que te invito a reflexionar y comprar la creación de un curso con la construcción de una casa:

Creo que en este punto ya te has dado cuenta que a los alumnos no les interesa saber lo mismo que sabes tú, lo que quieren es que tú escojas y filtres la información más importante y les des las herramientas más relevantes y útiles para solventar su problema lo antes posible.

Antes de crear los contenidos, lo ideal es que tengas esta estructura para ver desde otro punto de vista que lo que estás estructurando tiene sentido para el alumno y obtienes un temario visual, bien organizado y claro. De esta manera evitas crear contenidos que luego no vas a usar.

4. Define y Crea tus contenidos

Tus contenidos tienen diferentes formatos:

Debes tener cuidado cómo comunicas tu mensaje ya que de nada sirve tener un buen mensaje si no sabes cómo comunicarlo.

5. Define los Bonus Extra

Pero… ¿qué es el bonus extra? Estos son recursos de mucho valor para el alumno que están directamente relacionados con la solución al problema que ofreces y que son adicionales al contenido de tu curso.

Los bonus pueden ser tuyos propios o los puedes realizar a través de colaboraciones con otros. Este regalo extra que le proporcionas a tu alumno es una manera de sorprenderlo y de motivarlo, ya que está recibiendo algo extra que no espera.

Estos pueden ser desde contenidos adicionales que creas para este curso en particular o recursos que ya tienes preparados para otros cursos relacionados como ebooks, plantillas, masterclasses o cupones de descuentos en futuras compras.

6. Define estrategias para mantener a tu alumno motivado

Muchas veces el alumno se siente solo y por ende desmotivado, por ello debes definir qué estrategia vas a seguir para evitar esto. Puedes generar comunidad por medio de foros, de un chat, serie de emails, realizar sesiones en directo por videoconferencia al iniciar el curso (dar la bienvenida y explicar qué pueden esperar por medio de masterclasses) o por ejemplo a la mitad del curso (para solucionar dudas por medio de webinars), tutorías, clases grupales o individuales, un grupo de whatsapp, un grupo de Facebook, etc.

La plataforma que escojas para alojar tu curso es muy importante, ya que lo ideal es que puedas alojar el curso en la misma plataforma virtual que te permita a la vez generar comunidad. Plataformas de e-learning como www.classonlive.com tienen opciones para poder crear comunidad con tus alumnos (foros, chat, sistema de videoconferencia para clases y sesiones en directo, sistema de mensajería por medio de email automáticos y manuales).

7. Recomendaciones para crear un buen temario para tu curso virtual

Y ahora que ya sabes como crear un temario excelente, ¡crea y lanza tu mejor curso online! . En ClassOnLive nos tienes para lo que necesites.

¿Me echas una mano compartiendo este post?