¿En cuántos sitios web estás registrado/a? ¿Olvidas con frecuencia la contraseña con la que te inscribiste? ¿Tu contraseña ha quedado expuesta en alguna ocasión? ¿Tienes la misma clave para todos los servicios que usas? ¿Tu contraseña es 12345?

Seguro que sabes que es un error, pero quizás por pereza o desconocimiento sigues sin ponerle solución. Y ten en cuenta que vas a tener que seguir utilizando contraseñas mucho tiempo.

Como sabes, desde el blog de ClassOnLive pretendemos siempre en la medida de nuestras posibilidades ofreceros herramientas y recursos que os faciliten vuestro trabajo en el mundo online. Por eso la seguridad de tus contraseñas va a cambiar a partir de hoy si sigues leyendo este post. Y da igual que sean sitios que usas por diversión, para el trabajo, finanzas o compras. Los gestores de contraseñas te ayudarán a crear contraseñas fuertes y difíciles de descifrar y con la posibilidad de recordarlas siempre.

¿Qué son los gestores de contraseñas?

Un gestor de contraseña es un servicio gratuito o de pago que te ayuda a almacenar tus contraseñas, cuidarlas y generarlas para aumentar tu seguridad en Internet. Muchos navegadores tienen sus propios gestores que almacenan las contraseñas para recordarlas cuando entras en una página en la que estás registrado/a. No obstante, son bastante básicos y la única funcionalidad que tienen es recordarte la contraseña.

¿Qué debo buscar en un gestor de contraseñas?

Hay que cuidar muy bien el gestor de contraseñas que se elige, porque algunos pueden dar problemas o resultar fraudulentos (envío de spam, poca seguridad, venta de información a terceros, etc). La mayoría de gestores de contraseña usan cifrado AES de 256 bits, el mismo nivel del cifrado usado por bancos y organizaciones gubernamentales.

Por eso, un gestor de contraseñas debe ser:

Herramientas online para gestionar contraseñas

  1. Dashlane. Con alertas personalizadas de seguridad muy actualizadas y la posibilidad de compartir ficheros de forma segura. Sin anuncios y sin venta de información a terceros. Permite además guardar otros archivos dentro de su función Secure Notes (Notas seguras). La versión gratuita se limita a un dispositivo y 50 contraseñas, aunque, por supuesto, tiene versión de pago.
  2. Keeper. Aunque está principalmente dirigido a negocios, también puedes usarlo de forma personal. Puedes mantener alejado a los hackers con formas de autenticación en dos factores. El cifrado es bastante hermético para aumentar tu seguridad. Tiene una interfaz de usuario intuitiva para ordenadores, móviles y tabletas que puede implementarse rápidamente sin costes de instalación. Ofrece un plan gratuito limitado a un dispositivo móvil con un límite de almacenamiento de 100 MB.
  3. 1PassWord. Uno de los más conocidos, con cifrado de extremo a extremo. Tus contraseñas se mantendrán privadas y muy seguras. Puedes probarlo gratis durante un tiempo, pero luego tendrás que hacer una pequeña aportación económica para seguir disfrutando de sus servicios. También comprueba que las webs que visitas y tu navegador están verificados antes de completar automáticamente la información para protegerte de programas maliciosos e intentos de suplantación de identidad.
  4. LastPass. Incluye un generador de nombres de usuario y almacenamiento para información de tarjetas de crédito. El diseño es muy sencillo y su cifrado muy robusto. Puedes instalarlo como extensión en tu navegador o también en tu dispositivo. LastPass te ofrece una excelente y completa versión gratuita que te permite sincronizar tu información en dispositivos ilimitados.
  5. Roboform. No sólo guarda tus contraseñas con seguridad, también autorrellena formularios. Disponible en Windows, MacOS, Android, iOS y Linux. Además, se integra con todas las extensiones de navegador. Ofrece un plan gratuito y dos de pago para uso personal y uno de pago con un periodo de prueba gratuito de 14 días para uso comercial.
  6. Sticky Password. Autenticación de dos factores y autenticación biométrica con tu huella dactilar en dispositivos compatibles. Tiene un plan gratuito y uno de pago.
  7. RememBear. Contraseñas muy seguras sin comprometer tu comodidad. Ofrece una versión gratuita que puedes usar en un dispositivo y una versión de pago que funcionará en todos tus dispositivos.
  8. PassBolt. Diseñado específicamente para equipos de trabajo, ya que se integra con herramientas de colaboración. Puedes guardar el programa en tu propio servidor o utilizar su servicio en la nube, más fácil de utilizar.
  9. TeamPass. No es que destaque por su diseño innovador, pero puede usarse en ubicaciones sin conexión a Internet. Se pueden definir rápidamente roles, privilegios de usuario y acceso a carpetas.
  10. BitWarden. Una alternativa algo más transparente a los anteriores, ya que funciona como un servicio web al que se accede desde cualquier navegador (también cuenta con apps para móviles). Con autenticación multifactor y registros de auditoría y destinado tanto a usuarios como a empresas.

¡Yo no quiero usar un gestor de contraseñas!

Por supuesto, es tu elección, pero entendemos que tampoco quieres que tu información se vea comprometida o tenga acceso a ella nadie que tú no quieras. En ese caso, lo mejor es crear una contraseña segura. Y para eso, esto es lo que debes hacer:

Ya sabes, si no quieres ser la puerta de entrada a los hackers usa un gestor de contraseñas. Es ideal para los olvidadizos (no recuerdas la clave que has puesto en un sitio web) y para los que buscan la máxima seguridad. Además, ¡solo tendrás que recordar una contraseña (la maestra) para siempre!


Lecturas recomendadas:

¿Me echas una mano compartiendo este post?