¿Qué es E Learning?

Hace unos días escuchaba una conversación en el metro que me ha llevado a escribir este post. Dos chicos comentaban lo sencillo que resulta ampliar el currículo haciendo cursos online. “Me he apuntado a un curso en el que me envían el temario en pdf y luego hago un examen tipo test en la plataforma de formación…”, decían. 

No voy a entrar en detalles sobre la idoneidad de llenar el currículo con cursos online. Sólo diré que sí, pero con matices (lo importante es el aprendizaje). Donde sí voy entrar es en el concepto de e-learning, ya que creemos que esta modalidad formativa es algo más que leer unos pdfs y hacer un examen tipo test. 


"E-learning" es una de esas palabras que usamos en ClassOnLive todos los días. Sabemos que es hay diferentes definiciones para este concepto como formación a distancia, enseñanza virtual, formación online, etc.. y aunque todos tienen matices, todos tienen el mismo propósito: enseñar o formar utilizando la tecnología. 


Ventajas de ELearning

Mencionamos las más obvias, pero hay que decir que se pueden añadir muchas más:

Reducción de costes: Evitamos desplazamientos, alojamiento, material didáctico, etc. 

Inmediatez: Acceso a los contenidos en cualquier lugar en cualquier momento.

Flexibilidad: De realizarlo cuando mejor le convenga al alumno.

Sencilla implementación: Plataformas virtuales en la nube que no necesitan descargas como ClassOnLive

Todos los recursos en un solo click


Características del E Learning

-Sencillez

-Interactivo

-Accesible

-Independencia Espacio-temporal

-Mayor número de alumnos


E-learning para Empresas

El crecimiento de la formación elearning para empresas ha ganado mucha importancia. La formación online ya no es solo para el sector de la educación, ahora la importancia que tiene en el sector corporativo no se puede negar ya que ayuda a mejorar la productividad, crecimiento ya que además retiene el talento.


Cualquier empresa mira las posibilidades de Internet con curiosidad y escepticismo, con dudas sobre si es la solución a los desafíos que nos plantea el aprendizaje. La formación continua es necesaria, tanto para empresas como para usuarios en el mundo actual. Por eso, embarcarse en el e-learning nos abre muchas posibilidades, pero hay que saber si realmente lo que estamos haciendo es llamar e-learning a algo que no lo es. La formación online está llena de cursos en los que prima la importancia de la tecnología frente al aprendizaje y eso ha derivado en una bajada de calidad, alumnos insatisfechos y desconfianza en este tipo de formación. Pero, ¿en realidad estamos haciendo e-learning?


¿Qué NO es e learning?

Ya en otro post de nuestro blog hablamos de la definición de e-learning, así que leedlo para ampliar el concepto. Sin embargo, a veces resulta más sencillo utilizar “lo que no es” una cosa para que los lectores la entiendan correctamente. ¿Vamos e ello? No estás haciendo e-learning si…

1. No hay contacto con el tutor.

Si te estás enfrentando a unos contenidos y no tienes relación alguna con la persona que los ha creado o los imparte, no estás haciendo un curso vía e-learning. El apoyo de un profesor ha de ser constante. La tutorización es vital para el aprendizaje y el profesor online debe servir de guía, no ser un mero corrector de exámenes.

2. No es un aprendizaje colaborativo.

Aunque hablamos de autoaprendizaje, tenemos que tener en cuenta que no debemos estar solos ante los contenidos del ordenador. El e-learning involucra al resto de estudiantes, al profesor e incluso a posibles invitados que puedan aportar sus conocimientos al curso online. 

3. No hay una metodología didáctica. 

El diseño instruccional es básico para lograr unos estándares de calidad en nuestro curso online. El diseño instruccional asegura que el curso cuenta con los elementos necesarios para que el alumno aprenda. 

4. Utilizar Skype.

Pese a ser una herramienta con muchas bondades no debe ser utilizada de forma profesional para impartir formación. El e-learning debe incluir más herramientas online y un curso de calidad debe ser más completo en cuanto a posibilidades de comunicación (foros, chats, webinars, etc). 

5. No se adapta a las necesidades de los estudiantes.

La plataforma online en la que impartas o recibas el curso online debe ser flexible en sus modalidades de aprendizaje y adaptada a las necesidades de los alumnos.

6. No aprendes. 

Si en una formación online sólo debes leer el temario, no hay ninguna actividad de evaluación que permita saber que has asimilado los contenidos y puede que tengas un diploma pero el mismo nivel de conocimientos, no has disfrutado del e-learning. 

Por lo tanto, NO ES E-LEARNING subir una presentación a una Intranet, recibir un curso en pdf por email, un curso en vídeo extremadamente largo sin más, un CD con un libro de texto, un curso en modo presentación en PowerPoint… En definitiva, para hablar de e-learning, además de otros elementos, debemos tener en cuenta el modelo pedagógico, el entorno colaborativo de aprendizaje, la interactividad de los contenidos, la atención de un tutor y una plataforma adecuada que facilite la interacción y la comunicación de los participantes. 

Esperamos que estos conceptos te ayuden tanto si eres profesor online como alumno de este tipo de formación. Si veo a los chicos del metro de nuevo, les recomendaré la lectura de este post :D