Crear un aula virtual

Ya sabes que una excelente forma de monetizar tus conocimientos de cualquier tema es vender cursos online. Crear tu propia plataforma virtual puede ayudarte a generar reconocimiento profesional y desarrollar nuevas habilidades como profesor a través de Internet. Para ello, por supuesto, necesitas herramientas tecnológicas y un contenido de calidad que llame la atención de tus alumnos. Crear cursos online no es tan difícil como en un principio puede parecer. Te damos algunas pistas…

A nivel tecnológico quizás necesites conocimientos de programación bastante profesionales para crear un aula online. Lo que vamos a hablar en este post es de lo que consideramos fundamental para que tu campus virtual cumpla con las exigencias de tus usuarios y con las tuyas como tutor, en definitiva, responderemos a la pregunta de ¿Cómo funciona un aula virtual?

Pero empecemos por el principio…

Definición de una Aula Virtual o Campus Virtual 

¿Qué es y para que sirve un campus de formación online?

El modelo de enseñanza a través de e-learning genera confianza por sus numerosas ventajas: practicidad, agilidad, rapidez, facilidad de acceso, flexibilidad, ubicuidad, etc. Y todo ello se consigue mediante un ambiente de aprendizaje, lo que conocemos como aula virtual o campus virtual, donde disponemos de herramientas y recursos de diverso tipo tanto para profesores como para alumnos que no encontraríamos en la formación presencial. 

El término “aula virtual” se comenzó a utilizar por primera vez en la década de los ochenta, propuesto por Roxanne Hiltz, quien la define como "el empleo de comunicaciones mediadas por computadores para crear un ambiente electrónico semejante a las formas de comunicación que normalmente se producen en el aula convencional". 

El modelo educativo en el cual se basan la mayoría de las aulas virtuales en la actualidad, se denomina aprendizaje en red o aprendizaje colaborativo.

Las aulas virtuales se integran en sistemas de gestión del aprendizaje o plataformas LMS (ver Plataforma LMS: Qué es y para qué sirve), y se agrupan en las áreas de información, contenidos, comunicación y recursos.

Algunas otras definiciones que podemos encontrar con este término son:

Puedes encontrar aulas virtuales en la actualidad en universidades, escuelas, grandes y pequeñas empresas, etc.

Según Area, M. y Adell, J se pueden reconocer cuatro dimensiones pedagógicas del aula virtual:

Características básicas que presentan las aulas virtuales: 

Normalmente, cuando eres profesor de formación virtual, buscarás plataformas para crear cursos online para impartir tus clases. También puedes montar tu propia aula virtual a través de Moodle, aunque seguramente sea algo más complicado. Crear tu plataforma Moodle paso a paso conlleva mucho tiempo, ya que no dispones de un soporte técnico adecuado para solucionar dudas o problemas. Ten en cuenta que plataformas gratuitas para aulas virtuales no hay muchas, en realidad, debes realizar un aporte económico mínimo para poder disfrutar de todas sus ventajas.

Debes tener en cuenta que la plataforma online que elijas necesitaría un uso amplio e intensivo de las TICs (aléjate de aquellas que simulan ser aulas virtuales y no son más que meros espacios de subida de documentos) y de herramientas de comunicación como foros, chats, email, etc.

A la hora de mencionar las características que debe tener un campus virtual para la correcta consecución de los objetivos de aprendizaje, debemos mencionar las siguientes (también puedes echar un vistazo a este post 12 claves para elegir una plataforma de e-learning):

  1. Distribución de la información. Los materiales deben encontrarse online, al alcance de los estudiantes para que éstos puedan editarlos, imprimirlos o sólo guardarlos.
  2. Intercambio de ideas y experiencias. La plataforma de elearning que elijas debe contar con herramientas de comunicación que faciliten al máximo la comunicación entre profesor y alumno. El tiempo de respuesta debe ser el correcto para evitar malentendidos.
  3. Aprendizaje práctico. El aula virtual necesita ofrecer a los alumnos situaciones prácticas para mejorar sus conocimientos y facilitar su comprensión del curso online (como autoevaluaciones o casos prácticos, por ejemplo).  
  4. Evaluación de conocimientos. El alumno puede ser evaluado en cuanto a logros y progreso en el curso online (no siempre debe ser necesario, pero es interesante incluir una plataforma lms que ofrezca esa posibilidad).
  5. Seguridad. Todos los miembros del equipo educativo deben tener la certeza de que el campus virtual ofrece la máxima seguridad y profesionalidad. Por ejemplo, en el tratamiento de sus datos, en el soporte técnico, etc.
  6. Facilidad de uso. Si el alumno no encuentra una interfaz que muestre de forma sencilla el funcionamiento del aula virtual, puede terminar por abandonar el curso online o incluso no llevarlo a cabo de forma correcta.
  7. Flexibilidad. Un campus virtual que permita una diversificación de formatos (clases en vídeo, audio, documentos, webinars, etc) y que pueda ser personalizable, adaptable o escalable en el futuro puede dar al aula virtual estabilidad y calidad educativa.

Tipos de aula virtual

Existen diversos tipos de aula virtual atendiendo a factores distintos. Por ejemplo, según su forma de uso, podemos utilizar un campus virtual como soporte a un curso tradicional, para integrar la tecnología en un curso presencial o para impartir formación plenamente online. No obstante, la clasificación que nos parece más acertada, atendiendo a su diseño y a sus tecnologías asociadas, es la que sigue:

  1. Textuales: Se centran en la consulta de textos y documentos. Suelen ser aulas cerradas ya que no se plantean actividades fuera de la plataforma online. Además, se utilizan para complementar clases presenciales.
  2. Videográficas: Se consultan videotutoriales y presentaciones e incluso se realizan cursos en directo (los llamados MOOCs). Este tipo de aulas virtuales se utilizan muchos en grandes universidades o escuelas de todo el mundo.
  3. Simuladas: Los participantes realizar prácticas o experimentos a distancia.
  4. Inmersivas: Es un ambiente de realidad virtual (metaverso), donde los participantes asumen un rol e interactúan entre ellos. Es un aula virtual donde la gamificación ocupa el papel más importante.
  5. Híbridas: Combinan todas las características de las anteriores. Podemos decir que son las más usadas a nivel mundial.

Como veis, las aulas virtuales son una herramienta de gran flexibilidad que os permitirá alcanzar todos vuestros objetivos de aprendizaje sin las desventajas de la formación presencial. En ClassOnLive podéis crear aulas virtuales muy funcionales con multitud de características y formatos.  Si queréis saber cómo crear un curso de formación con éxito, no olvidéis que un aula virtual completa os deja gran parte del trabajo hecho. Utilizad un contenido de calidad y atrayente para vuestros alumnos y… ¡listo!


Lecturas recomendadas: 

Lenguaje verbal en tus videos y webinars

Haz una infografía gratis en Canva

Pon el título perfecto de tu curso online