Has creado un curso online que crees que es completo, de calidad y a un precio asequible. Lo has promocionado como debes y has conseguido que se inscriban una gran cantidad de alumnos. No obstante, ves que a medida que avanza el curso online, te vas quedando más solo… Muchos alumnos no vuelven a aparecer y de los que comenzaron te quedas con un grupo muy reducido. 

¿Te ha pasado? ¿Te has preguntado qué has hecho mal? ¿En qué te has equivocado si al principio lograste tener muchos alumnos? ¿La culpa es tuya o de los alumnos? Si estás o has estado en esta situación vamos a intentar en este post mostrarte las claves para que tus alumnos no abandonen tu curso online.

Primero tenemos que decir que cada alumno tiene sus motivaciones, necesidades e intereses al hacer un curso online. Por supuesto, si puedes descubrir cuáles son eso te ayudará a hacer mejores cursos y más adaptados a tus alumnos. No obstante, no puedes estar en la mente de cada persona, así que es mejor que te apliques en lo que TÚ si puedes hacer para que tus alumnos no abandonen tu curso online.

Las encuestas aseguran que la formación online no homologada y gratuita suele tener una tasa más alta de abandono que cualquier otro tipo de modalidad e-learning. Normalmente, solemos valorar más lo que tiene un coste para nosotros y si además nos certifican que hemos realizado esa formación online, mucho mejor.

Si quieres que tus alumnos acaben la formación online que les impartes, te proponemos tener en cuenta estas claves.

Tecnología

La tecnología nunca puede ser un problema al hacer un curso online. La plataforma de e-learning en la que alojes tus cursos debe ser sencilla de utilizar e intuitiva sin necesidad de ser un experto en tecnología web. Si el alumno se frustra porque no encuentra los contenidos o no sabe dónde puede contactar con su profesor online, probablemente abandone la formación. 

Intenta conocer también qué dispositivos van a utilizar para acceder a los contenidos y elige un entorno que los permita. Por supuesto, el profesor online debe saber cómo funciona la plataforma para poder dirigir a sus alumnos. 

Además, se debe informar a los alumnos de la velocidad de Internet y del software que necesitarán.

Información

El alumno debe saber en qué consiste el curso online desde el momento en que se inscribe. Temario, precio, duración, exámenes, conocimientos previos, tutorías, medio por el que se imparte, formas de pago, etc; deben estar claros para que el alumno no desconfíe de la formación. Si el alumno conoce los requisitos que son necesarios para acabar el curso con éxito será más probable que no lo abandone, ya que esto le permite organizarse en sus objetivos y en su plan de trabajo en el curso.

Interacción

Convencer al alumno de que no está sólo en su aprendizaje debe ser una tarea de máxima prioridad para un profesor online. Una de las quejas más habituales de los alumnos que se embarcan en una formación e-learning es la sensación de soledad. Responde a sus preguntas cuanto antes y haz sesiones en directo para que el alumno conozca a la persona que hay detrás de su tutor online.

Utilidad

Quizás te parezca que el curso que has creado es útil para tus alumnos. No obstante, si éste piensa que no le sirve probablemente lo abandonará. Huye de generalidades y crea cursos específicos que resuelvan problemas concretos. Enséñales las aplicaciones en su vida que tienen los contenidos que vas a impartir y estudia las necesidades de los alumnos a los que te diriges.

Medición

Mide, analiza, cambia, prueba y vuelve a medir. Haz encuestas a tus alumnos al inicio y al final, intenta conocer por qué se han apuntado a tu curso. Al final, sabes bien qué es lo que funciona bien y lo que no (tus ingresos te lo dicen). Intenta averiguar qué tiene un curso online de éxito que otro de los que has impartido no tiene. 

No a lo masivo

Puede que parezca contradictorio, ya que en ClassOnlive nos dedicamos a implementar cursos MOOCs, pero éstos tienen un fin bien definido. Si no quieres que tus alumnos abandonen tu curso online, intenta crear grupos reducidos. Si planteas tu curso como un MOOC (masivo y abierto), tienes que tener muy en cuenta que el contenido se adapte a cualquier edad, idioma, estudios y conocimientos técnicos.

Motivación

No todo es tecnología o contenido, la desmotivación también puede venir dada por aspectos de carácter psicológico, comunicativo o emocional. Por eso el profesor online debe ser capaz de motivar a los alumnos de su curso.

Formatos

Cada persona tiene su propio estilo de aprendizaje. Hay a quien le gusta estudiar sólo y quien necesita una comunicación perpetua con su tutor y el resto de sus compañeros. Hay quien prefiere la información visual y a quien le gusta leer o estudiar con esquemas. Esto pertenece al ámbito privado de cada alumno, no obstante, lo mejor para evitar abandonos es combinar todos los formatos posibles (webinars, ebooks, vídeos, píldoras formativas, tutorías individualizadas, etc).

No hay datos detallados sobre la deserción online, pero si notas que se te “escapan” alumnos, puede que sea por alguna de estas razones. Al menos, ya sabes cómo solucionarlo. ¡Suerte!

8 Claves para que tus alumnos no abandonen tu curso online

Post realizado por ClassOnLive, una plataforma que te permite generar tu propio negocio de formación online bajo tu propia marca e impartir en cualquier formato: webinars, videos, pdf, clases particulares y más.