El auge de Internet, el uso de las TICs en diferentes sectores, y el auge de las redes sociales genera un ambiente ideal para que cualquier persona con ganas de enseñar pueda hacerlo y ganar dinero con ello. Los cursos online benefician tanto a alumnos como a profesores, ya que facilitan la posibilidad de aprendizaje desde cualquier lugar.

Y no hablamos de cursos reglados, homologados; sino de aquellos cursos de aprendizaje informal, sobre actividades, habilidades específicas, hobbies o intereses varios. Si eres un profesional experto en un campo determinado, quieres ofrecer formación a grupos específicos de usuarios y montar tu pequeño negocio de cursos online aprovechando tus conocimientos, sigue leyendo que este post es para ti.

Vamos a dar algunas ideas para crear cursos digitales e impartirlos adecuadamente.

  1. Antes de empezar a hacer tus propios cursos, conviértete en estudiante. Eso te dará ideas de lo que te gusta y no te gusta, tanto a ti como a tus compañeros.
  2. Existen plataformas en las que puedes impartirlos tanto en vídeo como por videoconferencia. Es una modalidad más práctica, más fácil de implementar, que necesita menos recursos y da mejores resultados.
  3. Elige una plataforma que te ofrezca toda la gestión de pagos y alumnos. Procura tener que ocuparte nada más de que enseñar lo que sabes. En ClassOnLive no necesitas descargas ni plugins y puedes crear una academia personalizada en sólo 10 minutos.
  4. La difusión es clave para conseguir inscripciones. Como tu curso es una charla online por videoconferencia y no necesitas crear material (en todo caso sólo un powerpoint o un pdf a modo de guía o presentación), tienes que invertir tiempo en darlo a conocer. Crea un post en tu blog, muéstralo en redes sociales, haz una campaña de e-mail marketing, promociónalo en algún blog conocido.
  5. Empieza creando cursos de corta duración para ir aprendiendo de los errores y adquirir algo de soltura.
  6. Intenta ser concreto. Mejor “Cómo crear manualidades con globos para niños” que “Conviértete en un experto de las manualidades”.
  7. Haz una búsqueda en Internet con las palabras clave de tu curso. Encontrarás ideas para mejorarlo y además verás si hay mercado para tu curso online. Puedes mirar también en algunas de las plataformas más usuales cuáles son los cursos de tu temática que más se venden y qué características tienen.
  8. Crea primero un curso gratis. Atraerá alumnos y te ayudará en los momentos iniciales a lograrte una comunidad de seguidores.
  9. Regala algo. Todos mostramos interés en lo gratuito. Un pdf, una suscripción, un descuento para el siguiente curso, una asesoría individualizada…
  10. Trabaja tu identidad digital. Si un alumno tiene dudas sobre si apuntarte a tu formación o no hacerlo, seguramente consulte tu “prestigio” en la red. Gestiona tu identidad digital y tu marca personal a diario.
  11. Sorprende. Si los alumnos encuentran lo que prometes en tu curso online, estarán contentos. Pero si además les ofreces un plus, algo que no estaba previsto ni anunciado, la percepción positiva sobre tu curso, será mayor.



Como ves, crear tu primer curso online es más fácil de lo que imaginas. Y por supuesto, si necesitas ayuda, aquí estamos.