Esta semana he impartido en la plataforma de ClassOnLive una charla sobre aquellos detalles que hacen que una tienda online genere confianza entre sus clientes, en definitiva, qué hacer para que sea un éxito de ventas. Aunque en la charla hemos analizado específicamente la tienda de nuestro usuario y hemos hablado de como potenciar algunos detalles y mejorar otros teniendo en cuenta las características particulares de su tienda (público objetivo, ubicación, etc), creo que hay una serie de recomendaciones que pueden ser positivas para cualquier empresa o persona que quiera vender sus productos en Internet.

Son las siguientes:
  1. Muestra una imagen corporativa que se identifique con tu marca. Aparte de adecuar la identidad corporativa a la tienda (que estén presentes los colores de la empresa, el logo, el slogan, etc), también hay que tener en cuenta lo que queremos transmitir con nuestra tienda (juventud, seriedad, profesionalidad, dinamismo, etc).
  2. Procura que sea sencilla y fácil de usar. El cliente debe llegar al producto que busca con pocos clics y sin generar ningún tipo de dudas. Simplifica todos los movimientos innecesarios que puedas.
  3. Tu tienda debe ofrecer seguridad y garantía al consumidor. Por eso, la forma de compra, pagos, devoluciones, preguntas frecuentes, así cómo los datos de contacto de la empresa; deben estar bien visibles y claramente explicados. No des la sensación de que ocultas algo.
  4. Si un usuario no ve claramente el producto que desea comprar, no lo comprará. Describe bien tus productos y ofrece una imagen de calidad de los mismos.
  5. Presta mucha atención a los tiempos de carga de la página, que no deben ser superiores a 4 o 5 segundos. La red no espera.
  6. Optimiza la tienda para dispositivos móviles. En la actualidad, muchos de nuestros clientes ven nuestra página en el móvil o tabletas, no sólo en ordenador. Tenemos que garantizar que ofrecemos lo mismo independientemente desde donde nos ve el usuario.
  7. Actualiza los contenidos de tu web, coloca novedades, ofertas para que tanto el cliente nuevo como el antiguo encuentren cosas nuevas que les animen a comprar.
  8. Ten en cuenta a tu público objetivo en el lenguaje que usas en tu sitio web. No es lo mismo vender ropa deportiva que relojes de caballero, por ejemplo.
  9. Coloca bien visible la política de privacidad de los datos de los clientes. Y cúmplela.
  10. Cuando tengas tu tienda operativa, no olvides realizar otro tipo de acciones comerciales para darla a conocer y promocionarla.

A nivel general, tienes una ayuda para conseguir una tienda efectiva y de calidad. No obstante, si quieres que estudiemos juntos cómo mejorar tu tienda y sacarle el máximo partido sólo tienes que pedirme que repita el contenido y charlamos cuando quieras.