Si trabajas en educación tarde o temprano te habrás topado con la necesidad de realizar algún tipo de formulario, y lógicamente, habrás pensado en Google Forms como una de las opciones más significativas y con mejores resultados.

Más aún si eres formador online, los formularios de Google se convierten en un recurso imprescindible para hacer más efectivo el aprendizaje: el alumno lo entiende como un proceso mucho más dinámico y el profesor tiene un conocimiento más exhaustivo de la evolución de cada uno de sus estudiantes.

No obstante, Google Forms en formación online tiene más usos aparte de formularios para conocer las características de los estudiantes (país, edad, nivel de estudios, etc). En otra ocasión, hemos hablado de los usos de Google Drive en formación online. Hoy, vamos a ver los usos de los formularios de Google para formadores online: 

  1. Recoger información. Puedes crear un formulario con los campos alumno, tema, resumen y enlace; con el objetivo de que cada uno pueda compartir la información que encuentra en la Red. Puedes utilizar cualquier comunidad o grupo online para ponerlos en común y compartir impresiones.
  2. Autoevaluaciones. Es uno de los usos más comunes de los formularios del buscador. Puedes crear distintos formularios y enviarlos a los alumnos para conocer su comprensión de un determinado tema.
  3. Exámenes. Por supuesto, la opción más tradicional. Selección múltiple, respuesta corta, respuesta en modo párrafo, casillas de verificación, etc. Las opciones son muy variadas para tener una evolución del alumnado de calidad y muy fiable.
  4. Aconsejar libros, software, etc. Una opción que puede resultar muy enriquecedora es crear un formulario donde los alumnos puedan recomendar libros, software y otras herramientas (teniendo en cuenta el curso online que se está impartiendo). En estos casos, es aconsejable incluir en el formulario un test de valoración para que el alumno puntúe el libro, por ejemplo, según su opinión.
  5. Votaciones. Puedes hacer que tu curso online sea mucho más atractivo e interesante para tus alumnos si dejas varios temas abiertos y les propones cuál les gustaría tratar en la próxima clase. Ellos se sienten importantes, tú conoces más sobre sus intereses (para plantear próximas formaciones). Y sólo necesitas enviarles un formulario.
  6. Vídeos. Los formularios de Google permiten embeber vídeos, lo que supone una excelente oportunidad para colocar uno y hacer preguntas sobre el mismo. Muy interesante para tratar temas alternativos o paralelos a nuestro contenido.
  7. Recoger preguntas. Hay alumnos muy participativos, pero hay otros que no lo son. Crear un formulario anónimo donde el alumno deje su pregunta o duda es una buena opción para ayudar a todos los estudiantes online.
  8. Feedback. En un curso online es parece básico que recibas información al finalizar el curso sobre si ha gustado, qué mejorarían, en qué temas profundizar, etc. Crea un formulario para que los alumnos te expliquen qué les ha parecido tu curso.

El límite sobre Google Forms lo pone tu creatividad y tus necesidades, ya que es una herramienta con un nivel de personalización bastante alto. Los formularios de Google no necesitan ninguna inversión (es gratuito) y tan sólo necesitas una cuenta de gmail para disfrutar de sus servicios. Lo único que debes tener en cuenta es cómo adaptarlos a tu curso online para que sean interesantes para ti y tus alumnos.

Si aún no los has probado, tan sólo tienes que colocar en el buscador “Google Forms” y listo. Existen más formas de encontrarlo (como acceder desde tu cuenta de gmail a las aplicaciones de Google), pero como siempre, queremos facilitarte el trabajo, por eso, aquí tienes nuestra infografía de hoy.