Actualmente, muchas personas y organizaciones han oído hablar de las metodologías Ágiles para mejorar su sistema organizacional. Si aún te preguntas qué es la metodología Ágil, te explicamos que se refiere a un grupo de marcos de gestión que se emplean en el desarrollo y la gestión de productos de software. Son muchos los estudios que ponen de manifiesto las ventajas del uso de esta metodología.

Por ofrecer algún dato, aplicar Agile aumenta el porcentaje de éxito de un 11 a un 39% y disminuye el porcentaje de fracaso de un 29 a sólo un 9%. La gestión Ágil es una forma de resolver problemas y generar soluciones más satisfactorias para los clientes, con un desarrollo más rápido y fluido. En definitiva, permiten hacer más con menos.

Existen muchos sistemas Ágiles pensados para desarrollar productos de software y con numerosas aplicaciones fuera de este campo. Son muy parecidos, aunque cada marco tiene su propia receta y terminología. Los más conocidos son Scrum, XP, DSDM Atern y Cristal.

Si has oído hablar de sistemas Ágiles, seguro que el más nombrado es Scrum, ya que es el más empleado por empresas y organizaciones. De hecho, suelen combinarse otras prácticas con este sistema. Los datos arrojan que más de la mitad de las personas que utilizan estos marcos, lo hacen con Scrum.

Agile y Scrum no son la misma cosa. Scrum es un medio para llevar a cabo la agilidad al mundo real. Y funciona, ya que si no fuera así, las empresas dejarían de utilizarlo y el sistema no existiría.

Scrum se compone de tres elementos y de algunas reglas que aglutinan todos los elementos. Son roles, eventos y artefactos. Cada uno de ellos sirve para un propósito específico y todos determinan en éxito de Scrum. No se pueden modificar ni eliminar estos elementos.

Este sistema tiene numerosos ámbitos de actuación, de hecho, mejora el rendimiento de cualquier equipo de trabajo, independientemente de su ámbito profesional, como Marketing, Ventas, Educación, etc.

Puedes utilizar Scrum como un acelerador de negocios, un sistema de gestión del riesgo integrado (para probar enfoques o tácticas) y una herramienta para hacer a tu equipo mucho más productivo.

Y para que conozcas de primera mano todo lo que te hemos contado, te invitamos a este curso online por videoconferencia sobre Scrum, para que conozcas su filosofía y estructura. Y hay algo más, te ofrecemos un descuento del 70% utilizando el código PromoScrum durante tu inscripción. ¡Date prisa que se agotan!

Scrum