Tienes un blog de cocina y no te explicas por qué no recibes visitas y comentarios de otros usuarios. Nadie se suscribe a tu blog para recibir tus últimas actualizaciones. Has realizado un gran esfuerzo buscando recetas interesantes y plasmándolas en artículos elaborados y no consigues que resulten interesantes para otros lectores. Te preguntas si existe una fórmula mágica o es cuestión de publicidad o patrocinios. Son grandes y tienen éxito los mismos de siempre, los que tienen dinero para invertir. 

Si este es tu caso, sigue leyendo porque ayudaremos a tu blog a despegar. Pero antes resolvamos algunas cuestiones básicas. No existen fórmulas mágicas, si existieran, ya las conoceríamos y todos estaríamos ganando grandes cantidades de dinero. No obstante, sí existen una serie de recomendaciones que puedes seguir para que tu blog despegue. Si los mejores blogs de cocina tanto españoles como de otros países siguen las mismas directrices por algo será. ¿Quieres saber qué tienen en común los mejores blogs de cocina del mundo?

Estilo personal

El tono en el que se escribe un blog es un punto muy importante. Cada persona se emociona y entiende la vida de una forma distinta, y si quieres atraer a lectores, debes imprimir en tu blog tu estilo personal. Aquellos blogs de cocina con tono neutro parecen más cartas de adoctrinamiento y suelen aburrir al lector. Recetas en Internet hay millones, por eso debes contar la tuya a tu estilo, con tus secretos, con tus sugerencias.

Diseño sencillo

Tu identidad también tiene que verse reflejada en el diseño. Últimamente, los blogs más sencillos, en colores claros y sin estridencias suelen gustar más a los lectores. La imagen de tu blog es la imagen de tu casa, si el visitante no se siente a gusto, le abruma la publicidad o ve demasiada información, se irá. Escoge un tipo de letra elegante y sencillo y que sea fácil de leer, siempre con el mismo tamaño, a ser posible en color negro. Los fondos oscuros cansan la vista. La ortografía debe estar muy cuidada. 

Imágenes cuidadas

No ya cuidadas, sino extremadamente cuidadas. Los blogs de cocina no sólo se limitan a fotografiar el plato con la receta en cuestión. Añaden un toque de diseño con flores, otros utensilios de cocina, objetos en los mismos tonos, vajillas muy diferentes según el plato, etc, etc. Ponte en el lugar del lector, ¿qué plato te gustaría comer?

        

Consigue destacar

Como ya hemos dicho antes, blogs de recetas o de cocina hay millones en la Red y necesitas que el tuyo destaque. Un punto en común que tienen los mejores blogs de cocina es que se especializan en algo, tienen un hilo conductor. Descubre cuál es el tuyo y poténcialo. Si tienes muchas recetas de verdura, haz un blog para vegetarianos (eso no impide que coloques otro tipo de recetas de vez en cuando), para celíacos, amantes de la carne, del queso, por regiones, sólo de salsas, comida con un toque oriental. La variedad es grandísima y puede ayudarte a atraer lectores específicos e incluso a mejorar tu posicionamiento en buscadores. Eso sí, no entres en otros temas que también te gusten, si tienes un blog de cocina, habla sólo de cocina.

Constancia y frecuencia

Las publicaciones deben ser frecuentes y constantes. Marca tu rutina y cúmplela. Una o dos veces por semana es una buena frecuencia de publicación. Ten en cuenta que no debes cansar al lector y que después de crear cada artículo, sería una buena idea promocionarlos en otros lugares, como las redes sociales, por ejemplo.

Networking

Que otros blogs de cocina te mencionen te traerá mucho tráfico y siempre buenos proyectos. Sé agradecido y ten en cuenta que establecer relaciones con otros bloggers lleva su tiempo. No adules demasiado, no quieras intercambiar links, no copies textos, cita siempre tus fuentes, no comentes sin sentido, al fin y al cabo, Internet es como la vida misma. No entres en casa de nadie sin presentarte primero.

Transparencia

Lo más importante de tu blog son las recetas que propones. No guardes tus secretos, explica con todo detalle cómo se elabora tu receta, incluso los inconvenientes que puedan surgir o las formas de hacerlo diferente. Si tus lectores ven que les ocultas información, se irán. 

Diversificación

Muchos blogueros de cocina realizan conferencias, imparten cursos, tanto online como presenciales, acuden a ferias y eventos del sector y así cautivan a sus lectores. Ahora existe la posibilidad de mostrar una receta mientras la haces gracias a la videoconferencia. ¿Por qué no probarlo?

A todo esto se llega con esfuerzo, y como en la cocina, también con pasión. Y si tienes pasión por dar a conocer lo que haces, puedes hacerlo de muchas maneras, incluso creando tu propia escuela de cocina online.