Para traducir Flipped Classroom al Español podemos mencionar: aula invertida, aula inversa, la pedagogía inversa, a veces hasta “la clase al revés”. Lo cierto es que la mayoría de las personas la conocen como Flipped Classroom (sin traducir) y es una de las metodologías educativas que más revuelo está causando.

Este modelo de enseñanza propone darle la vuelta a la clase, de manera que los alumnos aprenden en casa (con el material que les da el instructor o docente) por medio de ver un video, leer un tema o cualquier otro recurso y después, en clase, resuelven sus dudas y trabajan de forma colaborativa y además individual. Cuando nos referimos a una Flipped Classroom o Aula invertida, utilizamos términos como “in class”, que se refiere a lo que se imparte “en clase” y “out of class”/”fuera de clase”, lo que el alumno hace o estudia fuera del aula de clase.

A pesar de estar “muy de moda” el significado de la metodología del aula invertida o flipped classroom, se usa hace mucho tiempo en otros países. Un ejemplo de flipped classroom es cuando te dicen “siembra esta alubia en una caja de yogurt y lo pones al sol y todos los días vamos a comentar como va evolucionando el proyecto de cada alumno en clase”. De este tipo de iniciativas y con la evolución de la tecnología nace lo que conocemos hoy como el Aula Invertida.

Pero ¿qué pasa si queremos realizar una flipped online classroom o lo que sería un aula invertida online? Para poder responder a esta pregunta debemos saber que la palabra “Flipped” viene de la raíz “Flip” que significa “dar la vuelta”. Es decir, en una clase cambiamos el foco del instructor y lo dirigimos al alumno, por lo que esto aplica tanto si das una clase presencial o una online, por lo que no depende donde se imparta la clase si no cómo se imparte el contenido, lo que significa que puedes aplicar perfectamente el método de Flipped Classroom a tus clases o cursos online.

Pero ¿Cómo se hace eso en el online? Pues para ello debes estructurar tu clase online de tal manera que los alumnos tengan actividades a realizar por su cuenta (dando tú las directrices) como por ejemplo asignando videos, material para leer, páginas web dónde puedan encontrar información, y por otro lado organizando sesiones online en directo donde todos participen. La herramienta esencial para hacer esto último es la videoconferencia.

Para convertir tu enseñanza online en un “flipped online classroom” te dejo las siguientes ideas:

1. Escoge la plataforma adecuada.

No basta con escoger una plataforma de videoconferencia, debes escoger una herramienta que no solo te permita impartir la videoconferencia, sino que además te permita adjuntar y tener accesible todo ese material que vas a asignar a tus alumnos. Hace unos años escoger una plataforma que te permita flexibilizar el aprendizaje solo estaba al alcance de grandes instituciones educativas que podían pagarlo, pero ahora hay opciones a nuestro alcance.

Antes de empezar, asegúrate en escoger una plataforma sencilla y fácil de usar que te brinde todas las herramientas que necesites sin tener que irte a buscar plataformas adicionales, que te permita hacer diferentes combinaciones de clases: clases en video, sesiones en directo en varias modalidades (uno a uno, grupos, conferencias). Además es importante que te permita crear una comunidad para luego colgar material adicional (pdf, word, etc), es decir un lugar donde puedan interactuar todos los participantes y el instructor.

Como plataforma completa, ClassOnLive es una opción excelente, ya que además de tener todo lo anterior, puedes usarla gratis y sin conocimientos técnicos. Te da la opción de hacer cursos gratis, de pago, además colgar todo tu material (y no te cobra por el hosting) y además tiene la plataforma de videoconferencia integrada por lo que no necesitas descargas.

2. Entrega material interesante

Dales a tus alumnos material interesante para ver antes de las sesiones en directo. Pueden ser videos que los puedes crear tú grabando la pantalla de tu ordenador con herramientas como Camtasia o puedes utilizar los videos de otros docentes o instructores (sin infringir los derechos de autor claro), artículos web, etc.

Con una fecha futura crea las sesiones en directo para aclarar preguntas y respuestas, para profundizar más en el tema o para que los alumnos presenten los casos prácticos resultado de la teoría aprendida.

En las sesiones en directo (por videoconferencia), las herramientas dentro de las salas virtuales como es el chat y el poder otorgar voz y/o la cámara de video a los alumnos vienen muy bien para que todos puedan participar.

3. Crea una comunidad

No te limites a impartir tu curso o clase. Fomenta la interacción de los alumnos creando comunidades donde puedan interactuar todos y motivarles a que se ayuden entre ellos. Cuelga material adicional en otros formatos (pdf, Word, links, etc) o da puntos extra a aquellos que pongan artículos interesantes relacionados con el tema. Muchas veces estas comunidades necesitan un moderador para incentivarlos y romper el hielo. Este moderador puedes ser y tú o designar a un alumno.

4. Crea un hashtag

Utilizar las redes sociales es una manera muy interesante de fomentar a que tus alumnos sigan aprendiendo. Puedes crear un hashtag en twitter y así tus alumnos cuando vean algo interesante sobre el tema lo podrán compartir con otros alumnos por medio de las redes sociales. Es otra manera de incentivar a que los alumnos interactúen fuera de su horario de estudio.

5. Democratiza el curso

Todo este rato estamos hablando de poner el foco al estudiante. Pues siguiendo ese lema, haz que los alumnos escojan un tema (dentro del contenido del curso) y que entre todos se vote y se escoja aquel que más votos tenga. Hacer esto te ayudará a saber qué es lo que más les interesa a tus alumnos sobre el temario que estás dando que a lo mejor debes profundizar más en tu siguiente curso. Este tipo de actividades te darán mucha información sobre cómo ir adaptando mejor tu contenido y tus alumnos estarán contentos ya que les das la oportunidad de profundizar en temas que realmente les interesan, adaptando tu mensaje o clase a tu audiencia.

Ahora que ya sabes que puedes hacer una flipped online classroom, no dudes en implementarlo a cada formación que des, sea presencial u online. No podemos negar que el aula invertida tiene ventajas y desventajas, pero está claro que hoy en día los alumnos son más exigentes, requieren respuestas en el momento y debido a las redes sociales el aprendizaje se está volviendo más social y más participativo. Atrás quedaron los días donde el aprendizaje online se realizaba en solitario y si el alumnos tenía dudas a veces tenía que esperar días, incluso semanas para poder obtener respuesta.

Las universidades poco a poco empiezan a implementar este modelo y a medida las plataformas de videoconferencia se vuelven más accesibles en tecnología, fiabilidad y precio, ya no solo es un tema de las universidades, cada vez más academias y empresas lo utilizan en su formación online.

De la misma manera que un flipped classroom se realiza con las clases presenciales, se puede adaptar al aprendizaje al online por lo que te animo a que lo intentes y verás cómo tus alumnos te lo agradecen.