En estos tiempos que Internet nos hace globales desde el minuto uno, muchas veces nos planteamos incrementar nuestro aforo presencial y hacerlo llegar a cualquier parte del mundo, elevando así su calidad y alcance. Pero nos preguntamos ¿Será complicado? ¿Será caro? No sé nada de tecnología a lo mejor necesito contratar un técnico… Estas y muchas otras preguntas se nos vienen a la cabeza a la hora de pensar en el streaming o retransmisión de un evento.

Muchas veces estas preguntas nos nublan la mente y no nos hace ver claros los beneficios que aporta el streaming o la retransmisión de una conferencia, charla o taller. 

Un buen streaming nos permite multiplicar el número de asistentes a un evento, haciéndolo atractivo no solo a los ponentes si no que a los participantes que muchas veces no pueden asistir por muchos motivos. Podemos pasar tranquilamente de 100 asistentes a 500 con un mínimo esfuerzo. 


Hablemos del equipo técnico necesario: 
  1. Una buena cámara o webcam: lo ideal es que sea en HD para que la retransmisión que reciben los participantes sea la óptima 
  2. Un micrófono: Aunque se puede usar el mismo de la laptop, a veces no está lo suficientemente cerca para captar el audio. Si el salón donde se imparte la conferencia o taller es pequeño no debe haber problema. Y si es grande lo más seguro es que ya tengan un micrófono que además se puede conectar al ordenador. 
  3. Una plataforma de streaming al alcance de todos como los es ClassOnLive que nos permite recoger la señal y distribuirla todos los asistentes y hasta grabar la emisión en directo 
  4. Conexión a Internet con un mínimo de subida de 2 megas. 

Creo que todos sabemos que es cada una de estos elementos y no necesitamos tener conocimientos tecnológicos para saber usar cada uno de ellos. Aunque si es cierto que entre mejor el equipo mejor la calidad del vídeo retransmitido.

La retransmisión o streaming de un evento aporta mucho valor a la audiencia, especialmente cuando se les da la oportunidad a los participantes online de hacer preguntas y comentar por medio del chat haciendo la retransmisión interactiva. El streaming es además otra manera creativa y diferente de abrir otras vías de ingreso cobrando un precio solo para aquellos que asistan online.