El lenguaje corporal es muy importante ya que es el encargado de comunicar emociones, sensaciones y actitudes personales. Dicen las estadísticas que entre un 65% y un 80% de nuestra comunicación con los demás es no verbal. Tanto el lenguaje corporal como el oral (que es el encargado de transmitir información y datos) son fundamentales en nuestra vida diaria, y aún más en cualquier reunión, entrevista de trabajo o a la hora de impartir formación ya sea en persona o por videoconferencia. 

Actualmente todos vamos muy deprisa y el mundo online nos facilita enormemente algunas tareas en las que ahorramos tiempo. Tomando esto en cuenta, el email y el teléfono muchas veces no ofrecen una comunicación completa ya que solo aportan la voz y contenido. En cambio herramientas como la videoconferencia permiten combinar la voz con la imagen y el contenido, haciendo que el formador conecte y dialogue con su audiencia, manteniendo su atención. De la misma manera que cuidamos nuestra imagen y gestos cuando estamos en una reunión o formación en persona, debemos hacerlo cuando realizamos una videoconferencia. 

Con esto en mente, os dejamos 10 consejos para mejorar la comunicación no verbal en un webinar

  1. El encuadre: El encuadre que ofrece la cámara muestra aquello que queremos que vea nuestro público, por lo que es imprescindible probar antes de empezar y mostrar solo aquellos que queremos. 
  2. La imagen personal: Estos es muy importante y el primer mensaje en una videoconferencia. De igual manera que una reunión presencial, antes de pronunciar la primera palabra ya hemos transmitido una primera impresión. 
  3. Los gestos: La forma en que una persona se mueve ofrece mucha información, por lo que hay que gesticular con normalidad, mantener una postura adecuada. De la misma manera que ellos nos ven hay modalidades de videoconferencia (como las de grupos por ejemplo) que permiten ver a nuestros participantes, su postura corporal y sus gestos facilaes nos indican si están perdiendo interés o se están divirtiendo, por ejemplo. 
  4. La sonrisa: Un arma muy poderosa para cualquier momento de nuestra vida, ya que relaja el ambiente y genera empatía y confianza. Es importante que sea sincera y no parezca falsa para no generar el efecto contrario. 
  5. La mirada: Mejor mirar a la cámara, así la otra persona tiene la sensación de que le miras a los ojos. Si nos acercamos mucho a la cámara nuestro interlocutor tiene la sensación de que invadimos su espacio. Es como si una persona en una conversación presencial se acerca demasiado al hablarnos.
  6. Ángulos correctos. Al usar la cámara de tu portátil, procura alinear la cámara con tu nariz. De otro modo, podrá parecer que los interlocutores te ven desde abajo (desde arriba es menos común). No es que sea un error grave, pero puede distorsionar tu imagen.
  7. Posición: Espalda recta y hombros relajados. No te sientes en un sillón para realizar una videoconferencia.
  8. Luz: Mejor natural y que no la coloques a tu espalda. Si es artificial, que sea abundante. 
  9. Fondo: Lo más neutral posible. No te ubiques delante de tu colección de cervezas o de tus fotos personales. Puedes dar una imagen que no quieres dar.
  10. Vestuario: Colores neutros y poco llamativos. Evita estampados que pueden causar distorsiones en cámara. Tampoco utilices accesorios muy brillantes, como collares excesivamente grandes.

Con estos 10 consejos ya tenemos la mitad del camino recorrido, dejando el resto a preparar un contenido interesante y atractivo para todos aquellos que se han apuntado a nuestra videoconferencia.