El coaching es una técnica de entrenamiento de rabiosa actualidad, como todos sabemos (muchos gracias a programas de televisión de cantantes o al mundo deportivo, que no usan el término adecuadamente, por cierto). Pueden existir más de 300 sólo en España y la cifra va en aumento.

Ese papel de facilitador del autoconocimiento puede ayudarnos en nuestro propio proceso como coaches.

Ser coach puede tener muchas ventajas laborales, ya que abarca multitud de ámbitos (profesional, laboral, desarrollo personal, ejecutivo, equipos) aunque si se compagina con otra actividad puede ser una dura prueba para nosotros mismos.

Vivir del coaching no es tarea fácil, pero podemos hacerlo si conocemos 5 secretos para vivir de coaching. Son los siguientes:

  1. Trabajar online por cuenta propia. Disponer de un despacho supone un coste muy alto para iniciarse como coach (además de una pérdida de tiempo). Si buscas en la red coaches de prestigio en España, por ejemplo, verás en la lista que todos centran sus esfuerzos en el mundo online. Es mucho más global (accedes a más clientes de forma más rápida), más cómodo y con mejores resultados. Sólo necesitas tus conocimientos y una plataforma que te brinde la posibilidad de impartir sesiones por videoconferencia y tenga opción de vídeo. Por supuesto, te recomendamos ClassOnLive.
  2. Hacer un curso de coaching no te convierte en coach. Tu formación y constante reciclaje son dos aspectos muy importantes y quizás más si lo haces online. Existe cierta desconfianza ante la formación vía online porque muchos se apuntaron a la moda de enseñar sin tener conocimientos de su campo. Un alumno ve rápidamente si la persona que tiene enfrente es lo que dice ser. Los resultados y la experiencia hacen lo demás.
  3. Tu marca personal es tu imagen al mundo. Tu web, tu blog y todo tu entorno deben ser consecuentes con ser coach. Consigue una web que te prestigie, con fotos cuidadas, clara y efectiva, publica en tu blog a menudo y cuenta quién eres, envía newsletters a tus lectores, etc. Las redes sociales son excelentes aliadas para conseguir clientes. Crea perfiles que te distingan de la mayoría. Conoce algunas nociones de marketing que te ayudarán a conseguir clientes.
  4. Céntrate. Como todo en la vida, es mejor definir qué tipo de coach eres (profesional, de vida, ejecutivo, de equipos, etc). Esta especialización te ayuda a enfocar mejor tu carrera y dirigir tus objetivos hacia un solo ámbito, con lo que avanzarás más y mejor. El “yo hago de todo” no te hará ganar puntos ante tus clientes. Sé específico, cuanto más mejor. Si te centras en un colectivo tendrás más posibilidades de captar su atención. Es un caso similar a lo que ocurre en el campo de la medicina.
  5. Sé consciente de que llevas un negocio. Necesitarás invertir en marketing, ventas, etc; y ofrecer resultados, tanto para ti, como para tus clientes.
  6. Vivir del coaching no es fácil, hay que lidiar casi a diario con el intrusismo, el desconocimiento y necesitas tiempo, por eso requiere una actitud positiva y ciertas dosis de seguridad en tu mismo. No  olvides nunca que tú eres tu mejor coach.
  7. Prueba. Sé consecuente. Si quieres empezar a vivir del coach debes saber que los principios son duros: no llegan clientes, no tienes ahorros, no estás adaptado al mundo del coaching, hay que trabajar muchísimo… etc. Puede que necesites empezar con algo a tiempo parcial y ver dónde te lleva.
  8. Colabora con otros coaches y haz networking. No, no te van a quitar clientes ni copiar tu método de trabajo. Esto te permite avanzar, generar ideas y empezar proyectos conjuntos.

Y lo demás ya lo sabes. Ponle pasión, energía y ama y lo que haces. Eres coach. Y si necesitas ayuda puedes solicitar una demo donde te explicaremos cómo crear tu propia academia online.