La Ley de Murphy nos suele jugar malas pasadas, y en cuanto a la velocidad de nuestra conexión a Internet, parece que mucho más. La retransmisión en tiempo real está en pleno auge para hacer un gran número de tareas, y no puedes permitirte fallos por culpa de la conectividad. Seguro que has intentado impartir un curso online lleno de asistentes, has querido realizar un webinar, hacer una videollamada importante y todo se ha ido al traste en el momento menos apropiado porque tu velocidad de Internet no es la adecuada.

Si te has visto en alguno de estos momentos y quieres hacer que no vuelva a pasar, te aconsejamos tener siempre a mano esta lista de consejos que te ayudarán a sacar el máximo rendimiento a la velocidad de Internet. No olvides repasarlos antes de algún acontecimiento importante, como impartir cursos online o webinars o hacer videollamadas.

  1. Prueba tu velocidad. Es el primer paso. Si no sabes la velocidad que tienes, no sabrás si la estás mejorando. Pasa este test http://speedof.me/ en varios momentos del día (realiza una media) y comprueba que es la velocidad que has contratado con tu distribuidor. 
  2. Reinicia tu red. Los problemas de conectividad también pueden deberse a que el módem y router no se reinician a menudo. Para solucionarlo, simplemente apaga y enciende el modem/router.
  3. Revisa otros dispositivos de tu red. Puede que algún otro miembro de tu familia o de tu oficina esté haciendo descargas o viendo vídeos, esto puede minimizar tu velocidad.
  4. Analiza tu propia actividad. Si estás haciendo muchas cosas a la vez en tu ordenador o tienes muchas pestañas abiertas, tu conectividad puede verse afectada. Cierra todas las páginas que no uses. Muchas páginas se actualizan por si solas y pueden limitar tu ancho de banda. Si vas a emprender una tarea importante, cierra todo lo que no estés usando.
  5. Reubica el router o el ordenador. Intenta situarlos lo más cerca posible el uno del otro. Un router colocado a cierta altura puede mejorar nuestra velocidad. Además aíslalo de la madera o el cristal, que suelen ser materiales aislantes. 
  6. Conéctate con cable en lugar de Wi-Fi. Si puedes, conecta a través de cable en vez de wifi ya que éste (y aunque la velocidad sea buena) es muy inestable. El cable no suele tener interrupciones o subidas y bajadas.
  7. Cambia de navegador. Hay unos navegadores más rápidos que otros. Chrome es el que mejor funciona. Firefox y Opera son también muy rápidos, pero Opera es de Apple (los que lo conocen bien, saben que tiene sus limitaciones) y el que no te recomendamos jamás usar es Internet Explorer, por su lentitud.
  8. Busca virus, malware y spyware en tu ordenador. Son elementos que reducen considerablemente la velocidad de conexión, así que realiza un análisis una vez a la semana buscando este tipo de programas invasivos. Puedes probar con 360 Total Security  o Panda Free Antivirus 2016
  9. Comprueba que nadie te “roba” Internet. Suele pasar con conexiones no protegidas. Pulsa este enlace si quieres saber si roban tu wifi. Puede que vivas en una comunidad o edificio donde muchas personas comparten el mismo canal. Utiliza inSSIDer para analizar los canales que no se están usando. Puede que necesites asistencia técnica para esto. 
  10. Verifica el estado de tu ordenador y router. Puede que hayas mejorado tu velocidad con estas técnicas, pero si tu ordenador es de hace algunos años y tu router está anticuado, seguramente seguirás sin suficiente velocidad. En este caso, puedes instalar una mejor memoria RAM o adquirir otro router más confiable.

Además de los pasos anteriores, te recomendamos que tu ordenador tenga un mantenimiento adecuado. Para ello te recomendamos los siguientes tips: 

Hemos resumido todos estos puntos en una infografía que te mostramos a continuación. No olvides seguir estos consejos para que tu velocidad vaya como un auténtico cohete.



Esperamos que esta lista de consejos te ayuden a realizar tus tareas más eficientemente y sin molestas interrupciones. Por supuesto, estaremos encantados de aplicar e incluir en el post  los consejos que tú nos propongas.